2 ago. 2010

Se confirma, Cigarini ya es sevillista

Hace unos minutos la Web del Sevilla FC ha publicado que Luca Cigarini es ya jugador del Sevilla a falta de los reconocimientos médicos y la firma de los contratos, tras haber llegado a un acuerdo con el Nápoles.

El jugador llegará cedido con una opción de compra al final de temporada por una cantidad no especificada y que según la prensa ascendería a 7  millones de euros, por cuatro temporadas.

Si el transporte no falla, Cigarini llegará mañana a Sevilla para pasar el reconocimiento médico y firmar el contrato.
A sus 24 años, Cigarini acumula ya más de cinco de experiencia en la Serie A italiana en la que debutó con 19 años. El futbolista, antes de recalar el verano pasado en el Nápoles, realizó una campaña extraordinaria en el Atalanta, donde compartió línea media con el también hoy sevillista Guarente, lo que hizo que el equipo del San Paolo parara por su ficha 11 millones de euros. Se formó en la cantera del Parma, aunque en su primer año como profesional estuvo cedido en el Sambenedetese.
Cigarini es internacional en las categorías inferiores con Italia y ha jugado de forma asidua en la sub 21 azzurri. Diestro, se trata de un futbolista con dotes organizativas que tiene un gran pase en largo combinado con una excelente visión de la jugada. Apodado el nuevo Pirlo en su país, equipos como el Atlético de Madrid, el Villarreal o la Juventus, entre otros, se han interesado por él este verano, pero el futbolista, que en el Nápoli no ha tenido la continuidad que habría querido para sí, se ha decantado por el Sevilla FC.

Bienvenido al Sevilla Fc.

1 comentarios:

Joaquín dijo...

Por fin llegó el mediocentro, personalmente no lo conozco pero si los técnicos finalmente se han decantado por su fichaje será por algo, siempre pienso lo mismo, de todos modos hasta que no lo vea jugar y como se desenvuelve en el terreno de juego no podré dar una opinión mas fundamentada, esperemos que en esta ocasión la secretaría técnica acierte con el fichaje que en los últimos años ha sido nuestro Talón de Aquiles.