23 feb. 2012

Unidos somos la leche

Ando yo estos días pensando recurrentemente en el último partido del Sevilla FC, y no me refiero al que se disputó anoche  para celebrar los 100 años del Algeciras, sino al celebrado el pasado sábado en nuestra Bombonera frente al Osasuna.

Después de una horrorosa racha de 8 partidos sin conseguir la victoria, y viéndole las orejas al lobo, a pesar del cabreo que teníamos los aficionados, ¿qué digo cabreo? no era solo cabreo sino además una honda preocupación y profunda tristeza por haber contemplado durante algo mas de dos meses a un equipo vulgar y sin alma, “algo” volvió a unir al sevillismo, y desde todos sitios empezaron a levantarse voces para apoyar el equipo a muerte.

Y es que otra vez más se hace realidad que la unión hace la fuerza, más allá de las opiniones, que como es normal y natural cada uno tiene la suya y así debe ser, desde los sectores hipercríticos, los críticos a los “oficialistas” es decir todos estos grupos que en estos años atrás han o hemos estado enfrentados los unos con los otros, cuando el famoso sevillómetro que francamente no sé quien se ha inventado ni me importa, se ha paseado por redes sociales, por toda Sevilla, y solo ha servido para desunirnos.

Y si los que nos atacan desde fuera logran desunirnos, malo, muy malo, eso solo nos sirve para hacernos mal, y dañar al equipo.

El sábado se demostró, el sábado todos sabíamos que era el día de apoyar, de no exigir, de darlo todo por nuestros colores, que teníamos que ser todos uno, ser una piña, y luchar por lo mismo.

Y funcionó, habrá quien se pregunte si fue casualidad o es que de verdad funcionó, pero yo estoy convencida que fue la unión de todos, la que trajo la victoria de nuevo.

La afición estuvo dando mensajes de animo durante toda la semana, demostró en el entrenamiento del sábado por la mañana que estaba con el equipo y el equipo entendió el mensaje, y salió enchufado, hizo la mejor primera parte según mi criterio de toda la temporada y aunque los últimos minutos el fantasma del empate sobrevoló por el Sánchez-Pizjuán, al final se logró volver a sumar tres puntos.

Yo espero y deseo con toda mi alma, que no haya sido solo un espejismo, que el equipo siga respondiendo y que el sevillismo no deje que nos separen, que siga unido por el amor a un escudo, a una bandera y a nuestro colores, y sigamos llevando al equipo en volandas, porque una vez tras otra se ha demostrado que unidos somos difíciles de vencer.

Y creo que la siguiente foto es más que ilustrativa de lo que intento expresar.

image

6 comentarios:

Marcu dijo...

Hay dos partidos que me parece que marcarán el devenir de lo que queda de temporada: Valencia y Atl. de Madrid y si nos mantenemos unidos e ilusionados se sacan "palante"

Un cordial saludo

Manuel de los Santos dijo...

Ya se sabe aquello de "El pueblo, unido jamás será vencido", pues lo mismo con nuestro Sevilla y su tropa, a la cual nos sentimos orgullosos de pertenecer.

Yo, coincidiendo con tu criterio, espero que no sea flor de un día y que la imagen final que aportas se haga realidad partido tras partido, otra cosa no tendría sentido, porque aquí la cuestión está en sumar, tanto la grada, como el equipo con resultados.

Fue una de las cosas que más me llamó la atención en los días previos al partido ante Osasuna y es que, si en los buenos momentos como finales, o como aquella mágica colina estuvimos todos unidos (incluso los que, en algunos de esos mágicos momentos, tuvimos que quedarnos en casa por la razón que fuese pero lo vivíamos de igual manera), ¿Por qué no íbamos a estarlo ahora?.

No puedo finalizar este comentario con otra cosa que no sea lo que dijo nuestro amigo Comunity Manager de Utrera, el gran Juan Ramón Corona, en la ya mencionada previa ante Osasuna, y que tú misma compartiste, porque no hay otra razón...

Te quiero, Sevilla.

Un beso, amiga!!

AntonioHermi dijo...

Estoy con Marcu, creo que son los dos partidos más importantes de aquí al termino de la Liga, ni Barca ni Madrid, si los ganamos, el estado anímico de los jugadores pueden llevarnos a cotas importantes.

Saludos.

JUAN RAMON dijo...

Nuestra afición cuando va de la mano, juntita, unida, no tiene comparación con ninguna.
Sólo con que el equipo intente asemejarse a ella, ojo, no que lo haga, sino que lo intente, se conseguirán los objetivos.

ea.

Flamenco Rojo dijo...

Como diría Obama...Ye, we can.

Un abrazo.

Dori dijo...

Todos unidos animando a nuestro equipo siempre seremos imbencibles,
ya lo dice nuestro himno del centenario,que el arte de su futbol no tiene rival.
Solo se pierde si se deja de luchar y nosotros ¿vamos a dejar de luchar?.
Animemos a nuestro equipo porque,es nuestro y es el latir de nuestros corazones.
Te quiero SEVILLA F.C CON TODA MI ALMA Y SIN CONDICIONES.