13 ene. 2012

Mañana, partido clave

Muchas son las voces que se están levantando en contra del actual entrenador del Sevilla FC. Tras comenzar la temporada con una declaración de intenciones que gustaron a una gran parte del servilismo, a dos jornadas para acabar la primera vuelta, la ilusión se ha tornado en desencanto y los primeros pitos se han podido escuchar ya.

Mañana será un partido clave, según mi humilde opinión, el míster  probablemente se está jugando lo que le queda de crédito en los dos próximos partidos, mañana a las 18:00 el Sevilla FC recibe al Espanyol y la semana que viene es el derbi, si el equipo no es capaz de reaccionar y desplegar un buen juego, de salir desde el principio por los tres puntos y de estar enchufado los 90 minutos y de sumar de tres en tres, mucho me temo que se va a ver un buen numerito.

Mañana es el día clave y para afrontar dicho partido Marcelino ha convocado a: Javi Varas, Julián, Coke, Cáceres, Fazio, Escudé, Spahic, Luna, Medel, Rakitic, Trochowski, Campaña, Perotti, Jesús Navas, Manu del Moral, Reyes, Kanouté y Negredo.

Espero y deseo, que ya que Navarro no puede jugar por estar sancionado, le de minutos a Luna y se los dé en su posición natural, creo que el chaval se lo merece, pero ¿lo hará? o volverá a colocar a Cáceres por la izquierda. Ojalá también le dé minutos a Campaña, pero minutos de verdad, nada de sacarlo en el minuto 84, pero mucho me temo que si lo primero ya me parece difícil, lo segundo es casi imposible.

Al menos espero, ¿que digo espero?, exijo que juegue quien juegue, lo dé todo en el terreno de juego, y que el partido del pasado miércoles sirva, de verdad de punto de inflexión y consigamos los tres puntos y con ello calmar algo los ánimos.

1 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Solo queda ya el partido a partido.

Debe ser el punto de inflexion el de mañana. De no ser asi, el credito de este equipo y del propio marcelino se desmoronaria como un azucarillo.

Mañana hay que dejarse de historias y entre todos comenzar la remontada.

¿O acaso queda otra?...

un beso amiga.