29 sept. 2011

Esas cositas que no entiendo

Hace un par de días estaba haciendo la compra con mi marido en una gran superficie de esta ciudad, cuando me encontré con  dos productos, que he querido olvidar, con la imagen del Barça y del Real Madrid.

Soy perfectamente consciente de que desgraciadamente la mayoría de los andaluces son afines a estos dos equipos, pero en una ciudad como Sevilla donde habitualmente hay dos equipos en primera división, que vayas a comprar a un gran almacén y te tengas que topar con productos donde se vea el escudo de los dos abusones y que por lo menos no haya al lado los  mismos productos con los escudos de los dos equipos de la ciudad es para que alguien se lo haga mirar.

Pero aún tengo esperanzas. El pasado viernes al pasear por los aledaños del centro comercial de Nervión viví una situación que aún me hace sonreír.

En uno de esos puestecillos que ponen los negros, (y digo negros porque son negros, si fueran chinos diría chinos, vamos que no va con ánimo de ofender) se vendían camisetas de equipos de fútbol, por supuesto no había ni una, ni del Betis ni del Sevilla, pero si del Barça y del Madrid.

Mirando las camisetas había dos muchachos y una chavalita de unos 14 o 15 años, que le preguntaban al vendedor que si tenían una camiseta del Sevilla con el nombre de Kanouté. El vendedor que tenía poco conocimiento de nuestro idioma, ese que tanto molesta a Artur Mas, les indicaba con las manos que detrás en el estadio del Sevilla podría encontrar las camisetas que buscaban, pero ellos insistían, en que querían una camiseta con el nombre de Kanouté, y es que estos jóvenes apuntaban maneras y tal como yo, no podían entender que se vendieran camisetas de aquellos equipos que se llevan el dinero del resto de la liga y no del equipo de sus amores.

Y es que ¿qué fue antes la gallina o el huevo? ¿como no van a ser la mayoría de estos dos equipos?, sino hay un mercadillo, una tienda de deportes, un telediario o un periódico que no hablen de ellos, incluido ese canal de televisión y de radio que dice que es la nuestra.

¿Como puede ser que  en nuestra ciudad haya sitios donde se vendan productos con los escudos de los dos abusones y no de cualquiera de los equipos de esta ciudad? Esas cositas que no entiendo.

4 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Espero que ese supermercado/gran superficie no fuese la afín al dueño del Villarreal, si no ya sabríamos a quién preguntar/echar culpas... :D

Mayte, esto siempre ha sido así por desgracia, yo tampoco lo entiendo, que pase en los pueblos, podría admitirlo (aunque me cueste), pero en la capital ya es demasiado.

En fin, como bien sabes, hay gente pa tó, si hasta anda por ahí suelto un tal Artur Mas...con eso uno lo dice todo.

Un beso, amiga!!!

karlitos dijo...

Es posible tener razón, pero tú en este post tienes mucha razón, y es lo que tiene la influencia de los Medios de comunicación que tanto tiempo hablando de solo dos equipos como para no terminar escogiendo uno u otro. Somo nosotros los que tenemos que elegir e intentar que no existan solo los dos grandes y llevar a cabo la misma campaña de propaganda que tienen los medios con los que nos rodea y exponer lo que significa ser del Sevilla.

Marcu dijo...

Y el problema es que el objetivo lo están cumpliendo. Cada vez hay más seguidores de estos dos equipos por estos lares, por desgracia para los dos equipos de la ciudad.
Liga bipolar y bipartidismo en política y fútbol.

Un cordialísimo daludo

Miguel dijo...

Esto pasa en todos los lugares de España y sobre todo en la costa que le vamos a hacer