23 dic. 2010

Fragilidad en defensa y acierto en ataque

Empezaba bien el partido esta noche en un césped en perfecto estado pese a la lluvia que ha azotado durante todo el día en Sevilla. En el minuto 11 Alfaro adelantaba a los de Nervión  en el marcador y se veía al equipo enchufadito, pero en los siguientes minutos los de la costa del sol se acercaban con demasiada facilidad por la banda de Konko, donde Quincy hacía lo que le venía en gana y en menos que se persigna un cura loco el Málaga le daba la vuelta al partido y anotaba el 1-2.
Otra vez los despistes en defensa, otra vez el coladero, y ya son demasiadas, aún así en el minuto 32 Negredo conseguía el empate a 2 y volvíamos a empezar, pero cerca del final de la primera parte en una jugada que debió ser anulada por fuera de juego, el Málaga se adelantaba de nuevo en el marcador. Más despistes, más desaplicaciones, la lluvia que vuelve, caras de preocupación y de cabreo y de estupefacción, en las poco pobladas gradas. ¿Como puede un equipo como el Málaga perforar la portería de Palop hasta en tres ocasiones?

En la segunda parte, Manzano mueve ficha y en el descanso Konko se queda en la ducha (por lo visto  había pisado el césped en la primera parte) y en su lugar sale Alexis como central y Cáceres comienza a jugar de lateral, minutos después otro jugador desaparecido, Luis Fabiano, es sustituido y abandona el terreno de juego entre pitos, por Kanouté, y el partido vuelve a cambiar. El Sevilla comienza a controlar el partido, a tener el balón y a crear peligro, todo ello ayudado por un Romaric que ha sido el hombre del partido estando en todas partes y que ha conseguido primero empatar el partido y posteriormente darle la vuelta al mismo y poner el 4-3 en el marcador. El último cambio que hace el mister es Rodri  por Negredo (que se va entre aplausos del respetable). En el 83 Capel anota el definitivo 5-3.

Reflexiones: El equipo necesita urgentemente trabajar la defensa, no podemos seguir siendo un coladero como venimos siendo, hay que construir el equipo desde atrás, volver a tener la solidez defensiva que tuvimos no hace tanto tiempo. Hoy hemos ganado porque la defensa del Málaga es aún peor que la nuestra, porque si en cada partido para conseguir la victoria hay que hacer un mínimo de 4 goles, esto va a ser muy pero que muy difícil, porque aunque tengamos un equipo con un gran poder ofensivo, con una defensa rival medio decente, se me antoja complicadísimo obtener tantísimos goles.

A día de hoy hay jugadores que no están para jugar en este equipo, y hoy ha sido un claro ejemplo de ello tanto Konko como Luis Fabiano, de hecho la salida de ambos jugadores y la entrada de Cáceres y Kanouté ha sido como un soplo de aire fresco.

Y ahora tengo que hablar de Luna; sigo pensando que pese a los errores que haya cometido esta noche, se le han visto más cosas que a Navarro en lo que va de temporada y eso pese a haber jugado con una tarjeta amarilla desde el minuto 25. El canterano está en mejor estado de forma y para mi es mejor lateral que Navarro, durmiendo.

Y de Kanouté solo decir que como dijo ayer del Nido en el programa "El Sevilla es salud" ojalá y se pudiera clonar, actualmente es un jugador más que clave, lástima que no tenga 20 años.

Hoy último partido del año, esperemos que el año que viene sea mejor, los resultados nos acompañen y la remontada empiece el día 2 de enero

1 comentarios:

Alexis Correa dijo...

Yo quiero comenzar por el final. Sin duda Antonio Luna está a día de hoy muy por encima de Fernando Navarro.
Pero el árbol no puede taparnos el bosque. Esta defensa es un esperpento. Y cuando hablo de defensa, hablo de todo el equipo. Nos llegan como quieren, jugadores mediocres y con una técnica muy limitada.
Por tanto, el equipo necesita una reconversión urgente, pues si no, me temo que nos podemos meter en problemas. Un abrazo.