26 abr. 2010

Como remontar dos veces y caer en el intento

Esta noche el Sevilla estuvo ausente del terreno de juego durante los primeros quince minutos en los que el resultado pudo ser más abultado sino llega a ser por que los palos, se aliaron con Palop.
Sin embargo tras adelantarse el Getafe, en dos destellos, un gol de Luis Fabiano y otro de Kanouté lograban darle la vuelta al marcador y nos íbamos al descanso con un 1-2. La verdad es que aunque me pese el resultado era injusto porque ellos habían hecho mucho más que los de Nervión.

Cuando comenzó el segundo tiempo, les decía a mis amigos de la peña, “arbitro la hora ” porque seguía teniendo malas sensaciones, y desgraciadamente no las he  podido borrar.

Aunque los de Nervión tras el descanso saltaron al campo con ganas y tuvimos varias oportunidades y también un palo, en el minuto 58 los de Michel volvían a igualar el marcador.

Una vez más el Sevilla, un minuto después se ponía por delante en el marcador con un golazo de Luis Fabiano. Pero en el 75 los de Michael lograban empatar el partido de nuevo.
De nuevo y para mi, de manera inexplicable, entra Negredo en el terreno de juego, para sustituir a O Fabuloso que al parecer estaba pidiendo el cambio, en ese momento y siguiendo con mi teoría, el Sevilla pasa a jugar con un jugador menos y para colmo de males unos minutos después el colegiado le enseña una injustísima segunda tarjeta amarilla a Kanouté y nos quedamos con otro jugador menos.

Por si fuera poco un error de Negredo propiciaba una contra del Getafe y ya en el área, el arbitro pita penalti de Lolo a Parejo, que lanzó dos veces, ya que hubo que repetir el lanzamiento y obtuvo la victoria para su equipo 4-3.

Lo de Negredo es para que lo psicoanalicen y no me refiero al error que ha cometido previo al penalti, sino a su falta de implicación, su falta de juego y su actitud con el equipo, si su cabeza sigue puesta en la selección y en el mundial, que deje de cobrar del Sevilla y que intente a ver si la selección le abona sus emolumentos.

Que duro es ver como tu equipo pierde un partido habiendo marcado tres goles como visitante, no sé que le pasa a la defensa pero hace aguas por muchos lados.

Creo que Cala hubiera estado mejor de lateral y Stanquevicius en el centro de la zaga, Cala tiene más recorrido desborda al rival, mientras es más difícil ver al lituano subir, pero con esto no pretendo enmendarle la plana al entrenador, simplemente es una reflexión en alto.

Decían los comentaristas que el partido estaba siendo muy divertido para el espectador, pero yo soy resultadista y prefiero no ver espectáculo y traerme los tres puntos para casa y haber dormido esta noche en el cuarto puesto.

La Champions se nos pone a un punto más que la semana pasada, cada vez lo veo más difícil, pero como mientras hay vida hay esperanza, seguiré creyendo que los milagros existen y que aún es posible, pero para ello los jugadores tendrán que poner toda la carne en el asador.

Lo mejor del partido ha sido el detalle del equipo con Drago, todos los jugadores han saltado al campo con una camiseta de apoyo al comandante. Y tanto Luis Fabiano como Kanouté ha celebrado sus goles yendo al banquillo a recoger la camiseta de Drago y agitándola al viento.

2 comentarios:

manuel menacho dijo...

Si Mayte, yo tambien me hubiera queado a gusto durmiendo en Champions. Pero como tu bien dices, hay esperanzas, y mas vale durmir en champions en junio que a 25 de abril. Asi que sigo confiando que lo podemos lograr. De lo contrario no seria Sevillista, porque està claro que nosotros, por la via facil, nunca lo hemos hecho. Y que nunca nos han regalado nada. Viva el Sevilla! Un abrazo desde Belgica

Manuel Miranda dijo...

Me alegra que veáis lo positivo y tengáis esperanzas. Sin embargo mi cabeza me dice que el año que viene los miércoles tendré que volver a ver los hombres de paco o lo que toque ese día.