6 de may. de 2012

Yo estuve en la despedida de Kanouté

Un buen  partido del Sevilla, con un Navas superior que ha dado cinco asistencias, un Babá que nos ha dado dos alegrías como dos soles, un Cala que vuelve a marcar, un Reyes que por fin ha marcado y como colofón final y apoteósico el gol de Kanouté.

Me ha gustado mucho el capitán del Sevilla ATlético, Deivid, esta noche, y me parecería una injusticia que el Sevilla no le  renovara y lo dejara marchar, primer partido de titular y cuando ha salido del terreno de juego los Biris han coreado su nombre.

Noche triste para el sevillismo porque se confirma que el Sevilla no podrá ir a Europa por noveno año consecutivo, pero tiempo habrá de hablar de la mala temporada de nuestro equipo, porque esta es la noche del D12s, Fredy Kanouté.

Muchas veces he repetido que a mis nietos podré decirles, “yo vi jugar a Kanouté” pero además tengo que añadir que les podré decir “yo estuve en la despedida de Kanouté”.

Quiero decir tantas cosas que las palabras se me agolpan y no soy capaz de ponerlas en orden, solo tengo una palabra clara para decirle GRACIAS.

Gracias por ser ese viejo que  no tenía gol, que llegó a Nervión.

Gracias por elegir jugar en el Sevilla FC.

Gracias por todos y cada uno de tus goles.

Gracias por tus elegantes galopadas en los terrenos de juego llevando en tu pecho nuestro escudo y desde hace tiempo el tuyo.

Gracias porque hemos visto una y mil veces bajar el balón con el pecho como nadie sabe hacerlo.

Gracias por cada uno de los días que has defendido nuestros colores durante estos siete años.

Gracias porque siempre guardaremos en nuestras retinas el recuerdo de un auténtico SEÑOR.

Gracias porque si eres grande como jugador, eres mucho más grande como persona.

Gracias por cada segundo que dedicas a actos benéficos.

Gracias porque pudiendo jugar con la selección francesa, te acordaste de tus antepasados y elegiste jugar con Mali.

Gracias por tu Fundación.

Gracias por cada tu ciudad de los niños con la que le vas a dar a cada uno de los niños que allí puedan ser educados, una oportunidad en la vida.

Gracias por las lecciones de humildad que nos das en cada acto de tu vida.

Gracias por despedirte de nosotros en nuestra casa y portar una camiseta en la que tu nos dabas las gracias a nosotros, tu afición.

 GRACIAS KANOUTÉ, SIEMPRE ESTARAS EN NUESTROS CORAZONES.

6 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Pelos de punta y lágrimas...pffffffffff

Grandioso.

Un beso, amiga!!

Flamenco Rojo dijo...

Por ser como eres, por tu elegancia dentro y fuera del campo, por tu infinita humildad, por entregarte en cuerpo y alma a esto colores, afición, escudo, sentimiento y no solo por lo que le has dado al Sevilla FC, también por lo que das por los niños de Mali. Gracias Kanouté. Nunca te olvidaremos.

Un abrazo Mayte.

Anónimo dijo...

Hola veo que en ningún blog Sevillita incluida la radio Oficial durante el partido os habeis hecho eco de las pancartas y los canticos por parte de los biris y aficionados todos.Por lo que veo solo mencionais lo que os interesa Verdad???? como lo de las pelotas de tenis.......bueno buenooo Quedais todos retratados.Por cierto no me interesa para nada que lo publiques solo deseaba comentartelo . Saludos
Un guardian de nervión

RaMonStones dijo...

ole,ole y ole MAyte... se nos va el mas GRANDE con la humildad por bandera ....

gracias Fredy!!

te robo una foto jeje

un beso MAyte!

Juan Angel de Tena dijo...

Yo tambien amiga, hemos tenido la suerte de ver, vivir y por desgracia, despedir al mas grande.

Gracias por todo Freddy.

Sobre las pancartas y lo que ayer se vivio en Nervion, que digo que todo tiene su momento, y el de ayer noche era el que era, le guste a quien le guste y a quien no.

Iten mas, en mi casa mando yo, igual que tu en la tuya, y en ella hacemos y decimos ls que que nos venga en gana y cuando nos venga en gana, creo...

Igual los que se retratan son otros con sus discursos
Enhorabuena por ser como eres

Un beso amiga.

PadreManuel dijo...

Grande Kanouté, grande como jugador y grande como persona.

Orgulloso de poder decir que el gran Kanouté vistió mucho tiempo la camiseta de nuestro Sevilla.

Hasta siempre monstruo.


Saludos.