13 jul. 2011

Ilusión

Ilusión del latín Ilusio-Ilusionis. Concepto e imagen sin verdadera realidad, sugerido por la imaginación o causado por engaño de los sentidos.

Para la psicología la ilusión es una esperanza que no tiene fundamentos.

Cabe destacar que la acepción positiva del término (mi ilusión más grande es que a mi hija le vaya bien en la vida) solo existe en el idioma español. En otras lenguas el término siempre está relacionado con aquello que carece de sostén.

Es a esta última acepción a la que sin duda alguna se está aferrando el sevillismo y es que desde la presentación de Marcelino como nuevo técnico y tras la rueda de prensa posterior, la mayor parte de los aficionados nos sentimos muy ilusionados por el nuevo proyecto que se está creando.

Además se nota, se palpa que este nuevo proyecto que ya está prácticamente terminado, ha despertado la ilusión de todos, cuerpo técnico, jugadores, consejo de administración y afición.

Es normal que los canteranos y los nuevos jugadores afronten la pretemporada con gran ilusión, ilusión por hacerse con un sitio en la alineación inicial, ilusión por haber llegado al primer equipo, ilusión por conseguir nuevas metas, ilusión por ganar otro título…, pero es que hasta los pesos pesados del vestuario repiten la misma palabra, ilusión.

Ayer decía Escudé: Veo al grupo con mucha ilusión y con muchas ganas de escuchar al nuevo entrenador. Los fichajes y los que han vuelto tras cesiones están muy motivados, tratando de demostrar su valía.

Es un nuevo entrenador, que viene con un nuevo discurso y con un nuevo método de trabajo. El cuerpo técnico tiene mucha ilusión por trabajar con este equipo. Los jugadores también estamos motivados con ellos; a mí me gusta aprender de todos los entrenadores que he tenido.

El presidente en las declaraciones de ayer en el lugar de concentración de Costa Ballena, volvía a utilizar la palabra de moda, ilusión.

Tanto el cuerpo técnico como los colaboradores están con una ilusión tremenda y en la cara de los jugadores también, se aprecia que el plantel es adecuado para los objetivos que nos hemos marcado”.

Desde luego, en el ambiente lo que se transmite es eso, ilusión. No sólo en la plantilla, cuerpo técnico o Consejo de Administración, sino en toda la afición que espera con ansia el arranque de la nueva temporada.

Lo más motivante es que si los fichajes ya ilusionan de por sí, hay otro aspecto fundamental. Y es que este equipo está formado “sobre la base de los cimientos del Sevilla campeón. Hemos construido un nuevo proyecto con gente con experiencia que van a mejorar el grupo y la calidad del plantel sin olvidar que ya el año pasado quedamos quintos. Los que están todos los días con ellos (en referencia al cuerpo técnico) están muy contentos con lo que tienen y nos transmiten su ilusión.

La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano, así que parafraseando a Miguel Visurraga Sosa, yo les diría a los jugadores. No os aferreis a una ilusión, atreveos a luchar, con ese esfuerzo lograreis cumplir vuestra misión convirtiendo la ilusión en realidad.

6 comentarios:

Miguel dijo...

La ilusion no mete goles, es bueno tenerla pero hay que trabajar duro y pulir los defectos de la temporada pasada para que esa ilusion se pueda llegar a plasmar en una realidad y que no es otra que volver a ver a un Sevilla ganador que no tira los partidos y sale con intensidad desde el minuto 1 sea cual sea el estadio donde vaya a disputar el partido

Miguel dijo...

Se me habia olvidado antes yo tambien tenia ilusion porque algunos jugadores se marcharan del Sevilla y sin embargo siguen en la plantilla.Asi que todos tenemos ilusion por algo

Manuel de los Santos dijo...

Pues si, amiga Mayte, la verdad es que sí, más ilusión que nunca.

Debo decir que yo, y supongo que todos, teníamos ilusión cuando el año pasado llegaba aquella triste figura, que nos acabó metiendo en Europa pero tras una temporada flojilla.

Nuevo entrenador desde principio de temporada, jugadores que llegan, jugadores que se quedan con nosotros, canteranos, etc...Mucha ilusión, y, te puedo decir que yo tengo más después de escuchar ayer gritar al cuerpo técnico en el entrenamiento en Costa Ballena corrigiendo errores, están muy encima de nuestros futbolistas, y también esa charla que tuve com Marcelino...me ha llegado, amiga, este mister me ha llegado.

Solo queda que esa ilusión que tenemos sepan trasmitírnosla los jugadores en el campo, así que, amiga mía, te dejo hoy con el deseo que tenemos muchos...

¡Que empiece esto ya!

Un beso.

EL PAPI MAGASE dijo...

Sobre todo que nadie acabe por robarnosla Mayte,porque si algo tenemos y hemos tenido siempre los sevillistas es ILUSIÓN hermana,un abrazo,ultimamente está usted de una lección del lenguaje digna de admirar,a falta de noticias clases particulares vienen bastante bién.

Serafín Fuerte Calado dijo...

De todas formas, es importante no perder de vista la acepción primigenia.

Los ilusionistas se hicieron muy famosos durante los siglos XVIII y XIX, y eran personas capaces de venderte como magia lo que simplemente era habilidad.

Yo me conformo con que la habilidad exista.

Juan Angel de Tena dijo...

De ella nacieron parte de las muchas alegrias que el sevillismo recibio en la etapa de los titulos.

No es mala compañera de viaje, yo sin ella, no saldria de casa, por mas que los vientos intentaran arrasar con ella.

Un beso amiga.