6 abr. 2011

Otra catástrofe humanitaria, Koné, Romaric y Zokora piden ayuda.

Qué el mundo está hecho un asco, no se le escapa a nadie, solo hace falta ver 10 minutos de un telediario para que nos demos cuenta de que las desgracias se suceden una a otra, que si el terremoto de Japón, seguido del tsunami y la fuga radioactiva, que si el conflicto en Líbia, que si Afganistán, que si los crímenes de género, asesinatos, violaciones…

Es verdad que algunas veces vemos las noticias con una especie de escudo protector que nos fabricamos o a lo mejor es que nos hemos acostumbrado de tal manera a ver muertos y catástrofes mientras comemos que muchas veces ni nos afectan o si lo hacen nos afectan poco.

Luego un buen día lleva una calamidad, que por algún motivo te afecta mas, es como si el escudo se hubiera desactivado, y nos encontramos con las lágrimas cayendo por la cara y terriblemente emocionados y entonces nos  preguntamos pero ¿porqué esta me duele más que otra? pudiendo encontrar varias explicaciones, una que la catástrofe sea de unas proporciones tan grandes que el escudo no sea suficientemente fuerte, o porque conoces a alguien que sea “protagonista” de la historia, o porque ese alguien conocido tenga familiares y o amigos que estén en medio de la historia.

Pues ahora hay tres jugadores de nuestro Sevilla FC, sufriendo por sus familias que estén inmersas en el  conflicto de su país; Costa de Marfil, se trata de Koné, Romaric y Zokora.

Ambos han pedido ayuda a través de los Medios Oficiales del Sevilla FC a la comunidad internacional para solucionar la grave situación que se vive en Costa de Marfil, haciendo un llamamiento para que las tropas militares no ataquen a la población civil.

Los jugadores han contado lo que está pasando en su pais, así Romaric ha manifestado: "Se está viviendo una situación muy complicada porque hay dos presidente y ninguno quiere abandonar el poder. En Costa de marfil no se puede vivir con dos presidentes. Las Fuerzas internacionales también han intervenido y veo las cosas muy difíciles con la guerra entre los civiles. Mi familia está allí, mis amigos...Yo sólo espero que los militares no toquen a la población, que solucionen los problemas entre ellos pero que dejen tranquilos a los costa marfileños. Mis amigos y mis familiares lo están pasando muy mal. Allí hay toque de queda desde las doce del mediodía y es a esa hora cuando comienza el suplicio. Se esconden debajo de las camas y de las mesas, asustados, para protegerse de posibles batallas". "Para mi es muy duro porque sé que tengo que estar concentrados en los partidos, en el Sevilla, pero la verdad es que me invaden los pensamientos sobre el estado de mis familiares en Costa de Marfil. Yo no quiero que les pase nada y estoy muy preocupado por ellos. No sé lo que puede pasar. Allí está toda mi familia, sólo mi hermana está en Sevilla conmigo pero el resto de mis familiares está en Costa de Marfil y ahora estoy intentando que vayan a Ghana pero es muy difícil porque las fronteras están cerradas, No sé que más puedo hacer...Sólo me queda pedirle a Dios que no les pase nada"

"Se está viviendo una situación muy complicada porque hay dos presidente y ninguno quiere abandonar el poder. En Costa de marfil no se puede vivir con dos presidentes. Las Fuerzas internacionales también han intervenido y veo las cosas muy difíciles con la guerra entre los civiles. Mi familia está allí, mis amigos...Yo sólo espero que los militares no toquen a la población, que solucionen los problemas entre ellos pero que dejen tranquilos a los costa marfileños. Mis amigos y mis familiares lo están pasando muy mal. Allí hay toque de queda desde las doce del mediodía y es a esa hora cuando comienza el suplicio. Se esconden debajo de las camas y de las mesas, asustados, para protegerse de posibles batallas". "Para mi es muy duro porque sé que tengo que estar concentrados en los partidos, en el Sevilla, pero la verdad es que me invaden los pensamientos sobre el estado de mis familiares en Costa de Marfil. Yo no quiero que les pase nada y estoy muy preocupado por ellos. No sé lo que puede pasar. Allí está toda mi familia, sólo mi hermana está en Sevilla conmigo pero el resto de mis familiares está en Costa de Marfil y ahora estoy intentando que vayan a Ghana pero es muy difícil porque las fronteras están cerradas, No sé que más puedo hacer...Sólo me queda pedirle a Dios que no les pase nada".

Al Respecto Koné ha manifestado: "La situación en mi país es muy mala porque nosotros estamos aquí pero nuestra familia está en Costa de Marfil. Tengo que estar llamando a todas horas porque estoy preocupado, mi familia tiene mucho miedo. Allí tengo a cuatro hermanos porque mi hermana y mi madre han conseguido marcharse a Malí, por eso estoy algo más tranquilo. Mis hermanos están en Abidján y no pueden salir a la calle porque hay batallas y no se está seguro en ningún sitio, además no tienen comida porque no pueden salir a comprar debido al toque de queda. Me han contado que ayer por la noche hubo una batalla muy dura en las calles. Sólo nos queda rezar para que se solucione el conflicto. Esperamos que en Costa de Marfil encuentren el mejor remedio al problema pero sobre todo lo que queremos es que dejen a la población tranquila ya que ellos están sufriendo este problema desde 2002".

Yo me pregunto ¿intervendrán las fuerzas internacionales en este conflicto pese a que en dicho país no hay ese caro, negro e imprescindible elemento para la civilización actual que es el petróleo? 

Ojalá y me equivoque, pero creo que no. 

Y mientras la gente sigue muriendo, pero como parece que unas vidas valen más que otras, seguiremos mirando impasibles como los derechos humanos se pisotean una y otra vez.

3 comentarios:

Arrucitagrande dijo...

Y después queremos que rindan al máximo nivel, esto lo vemos desde la distancia pero cuando vemos a personas mas o menos cercana a nosotros el panorama cambia.
Este mundo no tiene solución
Un saludo.

Juan Angel de Tena dijo...

Como bien dices, esta vida esta hecha un asco...
Miseria y mas miseria.

Ojala la situacion en Costa de Marfil se normalice.
Esto va a explotar cualquier dia.
Desear y mandar todos los deseos de animo a los jugadores sevillistas que seguro no lo estan pasando nada bien.

Un beso amiga.

Manuel de los Santos dijo...

Con cosas como esta el fútbol y con él las actuaciones de estos futbolistas en los partidos quedan en un segundo plano. Si juegan bien...ya es de nota.

El mundo está fatal.

1 neso!