14 ene. 2013

Despedida de un señor

Otro entrenador se va, y van….demasiados, para un proyecto que no arranca, que no va, que no funciona, pasan las jornadas y son poquísimos los puntos del Sevilla FC, no seré yo quien diga que Michel es bueno ni que es malo, creo que el problema del Sevilla FC no es solo el entrenador, pero está claro que en el fútbol solo valen los resultados y desgraciadamente estos no acompañan y es más fácil despedir a uno que a una plantilla.

Otro técnico que se despide y lo hace como un auténtico señor con una carta abierta al sevillismo, que a mi particularmente me ha emocionado.

Hace poco más de un año vine a Sevilla con la ilusión de un niño. Ahora que me voy, veo toda esa ilusión multiplicada y convertida en sentimiento, ese que nos llevamos todos los que tenemos la oportunidad de trabajar en este Club y vivir en esta maravillosa ciudad.

Tras mi periodo como entrenador del SEVILLA FC no tengo más que palabras de agradecimiento para todos aquéllos que han colaborado conmigo durante este tiempo y algo más importante: a los que me han contagiado este sentimiento de compromiso por este escudo.

Presidente, Consejeros, Dirección deportiva, mis jugadores y colaboradores directos, empleados y aficionados de este Club… mi gratitud para todos.

Disfrutar de la pasión con la que vive esta afición, escuchar y sentir el himno del Centenario y ser uno más de vosotros; no tiene precio. Somos un Club grande y los que venimos de paso lo apreciamos, será imposible olvidarlo. Por eso estaremos aquí para siempre.

Recibido el cariño y con el poso de amargura que dejan los resultados – los únicos jueces válidos - mi pena se mezcla con la alegría por la experiencia de haber compartido este tiempo con vosotros.

Por todo esto y por todo lo que me llevo conmigo para siempre.

MUCHAS GRACIAS

VAMOS MI SEVILLA ¡¡¡¡ VAMOS CAMPEÓN ¡¡¡

Desde ya, Michel es historia del Sevilla FC, yo lo recordaré como el entrenador que le hizo un roto de 5 goles al eterno rival, y a partir de ahora solo Emery.

A rey muerto, rey puesto ¡LARGA VIDA AL REY!